vectorial 14

¿Cuándo considerar la terapia psicológica?

vectorial 8

No hay un momento "correcto" para buscar ayuda. Si sientes que podrías beneficiarte de la terapia, ¡ya estás dando el primer paso hacia el cuidado de tu bienestar emocional!

Mucha gente cree que debe de haber algo mal, o no sentirse bien para comenzar a ir al psicólogo, pero nada más lejos de la realidad, aunque bien es cierto que es cuando se reconoce algún indicador de malestar cuando se suele dar el paso a pedir cita.

Sabemos que tomar la decisión de buscar ayuda psicológica es un paso significativo, y es completamente normal tener dudas sobre cuándo es el momento adecuado para comenzar la terapia. Aquí te ofrecemos algunas señales que podrían indicar que es el momento de considerar la terapia:

  1. Dificultad para manejar el estrés: Si sientes que el estrés y la presión están afectando tu vida cotidiana, ya sea en el trabajo, en las relaciones personales o en tu salud física, la terapia puede proporcionarte herramientas para enfrentar estos desafíos de manera más efectiva.

  2. Cambios en el estado de ánimo: Si experimentas cambios significativos en tu estado de ánimo, como tristeza persistente, irritabilidad, ansiedad constante o cambios en los patrones de sueño, estos pueden ser indicativos de problemas emocionales que podrían abordarse en terapia.

  3. Problemas en las relaciones: Las dificultades en las relaciones personales, ya sean familiares, de pareja o sociales, a menudo pueden beneficiarse de la orientación de un profesional. La terapia puede ayudarte a mejorar la comunicación, resolver conflictos y fortalecer los vínculos afectivos.

  4. Duelo y pérdida: La pérdida de un ser querido, ya sea a través de la muerte, una ruptura o cualquier otra circunstancia, puede ser abrumadora. La terapia proporciona un espacio seguro para procesar el dolor y aprender a adaptarse a los cambios

  5. Síntomas de salud mental: Si experimentas síntomas como ataques de pánico, obsesiones, compulsiones, fobias o cualquier otro problema de salud mental que afecte tu calidad de vida, la terapia puede ser esencial para abordar estos desafíos.

  6. Autoconocimiento: La terapia no solo se centra en resolver problemas específicos, sino también en promover el autoconocimiento y el crecimiento personal. Si estás buscando comprender mejor tus pensamientos, emociones y comportamientos, la terapia puede ser un recurso muy valioso.

 

Logos de las entidades cuyo proyecto es financiado por la Unión Europea – NextGenerationEU

«Financiado por la Unión Europea – NextGenerationEU. Sin embargo, los puntos de vista y las opiniones expresadas son únicamente los del autor o autores y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea o la Comisión Europea. Ni la Unión Europea ni la Comisión Europea pueden ser consideradas responsables de las mismas»